Política, Religión, Fútbol, Sexo y Tiro Parabólico

Aquí sí se hablará de todo... eventualmente.

Thursday, January 06, 2005

Politics: El Presupuesto del DF

Tanta polémica ha desatado el Presupuesto Federal de Egresos, que poca atención se ha prestado al plan de gastos de la Ciudad de México. El debate, por supuesto, es inexistente en este caso, ya que la Asamblea Legislativa (organismo encargado de aprobar o refutar el presupuesto propuesto por el GDF) es en su mayoría perredista, como lo es también el Jefe de Gobierno y la mayoría de los Jefes Delegacionales.

Así, como una gran familia unida, han decido el destino de nuestros impuestos. Ahí les va una probadita de cómo se las gastan, literalmente:

Ayuda a Ancianos: 3246 millones de pesos
Vivienda: 1472 millones de pesos
Educación: 900 millones de pesos
Becas Escolares: 142 millones de pesos
Capacitación a Desempleados: 94 millones de pesos
Autoempleo y Microempresas: 106 millones de pesos.
Apoyo al campo: 101 millones de pesos

Qué dilema ético tener que elegir entre apoyar a los ancianos e invertir en educación. Por un lado, los ancianos fueron alguna vez mexicanos dedicando su vida al servicio de este país, y merecen una vida digna. Por otro lado, los niños mexicanos son el futuro del país, y de su formación depende el destino de nuestra nación.

Los hechos hablan más directamente: hay muchos más niños que adultos mayores en la Ciudad de México. Según el INEGI, los jóvenes en edad escolar en el DF son casi 4 millones, 45% de la población total del DF, sin zona conurbada; mientras que los adultos mayores son solamente 1.4 millones, que representan el 16%. Resultaría lógico pensar que la asignación de recursos es proporcional a la densidad de población de cada grupo. Ah, pero los niños no votan...

Además... si hay un total de 1.4 millones de adultos mayores, y se están destinando 3246 millones de pesos para ellos, la división resulta en apenas 2318 pesos por adulto mayor al año. No parece mucho, ¿verdad? ¿No sería mejor crear centros de recreación y asilos dignos, con las mejores enfermeras, los mejores médicos, y permitirles vivir plenamente sus últimos años? Varios de esos centros podrían mantenerse y sostenerse con la mitad de ese presupuesto. Ah, pero no daría tiempo de terminarlos y ver los resultados antes del 2006...

Con respecto al campo y a la creación de microempresas, también el dilema podría resultar complejo: el campo ha sido el estandarte de lucha de nuestros grandes revolucionarios, y sin duda el sector más rezagado del país. Las microempresas, por otro lado, se están convirtiendo en uno de los principales incentivos que han permitido que la clase media mexicana no desaparezca por completo.

Los hechos otra vez. En otro estudio del INEGI, únicamente el 13.2% de la superficie del DF es apta para la agricultura). ¿Es ahí donde queremos concentrar esfuerzos y dedicar casi la misma cantidad de dinero que a becas escolares? De nuevo, los niños no votan.

Nosotros sí votamos. ¿Cómo quieren ustedes que se repartan sus impuestos hoy, mañana y en el 2006?

2 Comments:

Post a Comment

<< Home