Política, Religión, Fútbol, Sexo y Tiro Parabólico

Aquí sí se hablará de todo... eventualmente.

Wednesday, November 24, 2004

Politics? : Del México Bronco

El día de ayer tuvieron lugar eventos de sangre e irresponsabilidad en la zona del D.F. conocida como Tláhuac. Tres policías preventivos, que supuestamente llevaban a cabo una investigación, fueron linchados por una turba iracunda. Dos de ellos fueron quemados hasta la muerte, y otro quedó gravemente herido.

La información todavía está muy difusa. Lo que se dice es que la gente se encontraba resentida por el secuestro inatendido de dos niñas. Hasta este momento, nadie sabe qué niñas son las que faltan, cómo se organizó el linchamiento, ni por qué fueron señalados estos tres ciudadanos como culpables.

Las autoridades se pasan la papa caliente. Los de la PFP (corporación a la que pertenecían los agravados) culpan a la SSPDF y viceversa. "Llegamos todos tarde", es la voz más común entre los entrevistados, todos con cara desencajada, preguntándose cómo es que hay tanta rabia entre la gente. Uno de los linchados llamó alrededor de las 6 de la tarde, frente a los medios, y decía con un ojo morado, temblor en la voz y muerto de miedo (aunque siempre respetuoso, hablando de usted): "Por favor, señor, necesitamos apoyo, tenemos problemas..." La oscuridad de la noche y las flamas ahogaron el grito de ayuda. Los duros jueces civiles al enterarse de que eran policías preventivos actuaron con más furia todavía.

Hombres, mujeres y niños, todos enardecidos de rabia, lanzando piedras, alimentando el fuego que consumía a otros seres humanos. Nadie conoce a las niñas perdidas, pero todos conocen el miedo. Todos han visto los puestos de narcomenudeo en sus colonias, todos tienen parientes que han sido robados, primas violadas, objetos perdidos a la delincuencia. Todos han tragado su impotencia durante generaciones y generaciones. Les resulta lógico golpear, quemar y matar.

Si la policía (sea la que sea) se tomó cerca de cuatro horas para llegar a rescatar a los suyos, ¿cuánto tardarán para llegar ante una emergencia de los habitantes de Tláhuac? ¿Cuántas llamadas temblorosas de miedo habrán recibido... "¡necesitamos ayuda!"? ¿Cuántos años más tendrán que enfrentarse a los "obstáculos orográficos" del camino, antes de atreverse a poner orden?

No se justifica el linchamiento, es cierto. Hay que castigar a los culpables, con todo el peso de la ley y con la furia misma con la que combatieron ayer a sus demonios imaginarios. No politicemos, piden los mismos de siempre... quieren usar la política nada más cuando les conviene. Los gritos de auxilio de la sociedad no siempre se manifestarán pacíficamente en el centro, un domingo, vestidos todos de blanco. El México Bronco también quiere ser escuchado. El día de ayer lo consiguieron con dos muertos. ¿Qué tan fuerte gritarán mañana?

0 Comments:

Post a Comment

<< Home