Política, Religión, Fútbol, Sexo y Tiro Parabólico

Aquí sí se hablará de todo... eventualmente.

Friday, October 08, 2004

Politics: La izquierda mexicana

¡Qué conceptos aquellos como la ética, el diálogo y la vergüenza! Se han ido... Lo malo es que los hemos perdido en la práctica más no en el discurso, y esa contradicción entre el ser y el hacer es lo que me llena de impotencia y me hace mandar mis currículums a Naperville.

Ahí tienen a la izquierda mexicana que se ha dedicado, en los últimos dos años, a adueñarse del país. Vamos aclarando de una vez que yo nunca he sido de izquierda (yo sí prefiero olimpiadas que revolución), ni creo tampoco que el PRD sea de izquierda aunque lo presuman; pero no me parecía mala idea que por fin existiera oposición en este país. Como yo, mucha gente esperaba con ansia la alternancia política, la llegada de nuestras necesidades a las altas esferas de gobierno del país, el debate, la transparencia electoral... chale, nos hubiéramos quedado como estábamos.

Hablemos del DF: cuando ganó el Ing. Cárdenas la primera elección para jefe de gobierno del DF, hasta festejé en el Angel (y eso que todavía no votaba). Y bienvenida la capacidad de los capitalinos de ser como los demás estados. Bienvenidas las opciones y la elección. Adiós a ver desfilar a nuestros regentes impuestos con nuestros impuestos (valga la repetición) en los bolsillos.

Pero de pronto, apenas pasada la euforia y cuando llegaron (disculpen la expresión) los cocolazos, el Ing. Cárdenas anuncia que deja el gobierno capitalino, le quedó chico: se lanzaba OTRA VEZ por la presidencia. Y aquí nos dejó como niños castigados, viendo como se nombraba dentro del partido a su sucesora... ¿no nos van a preguntar? ¿que no estamos ya listos para ser como los demás: una entidad federativa autónoma? Chales, qué chafa. Y la sucesora se gasta más de lo que debía... ¿y a quién le reclamamos? Nadie nos escucha nunca, porque todos están en la lucha por llegar poquito más arriba. La sucesora ha renunciado ahora, años después, al partido y nadie la persigue, nadie la juzga, a veces la gente se olvida de su nombre, ¿será que ya la perdonamos por vernos la cara? Por lo menos no tenía un chofer que ganara 60,000 varos al mes... ah, eso también ya se nos olvidó.

A la izquierda mexicana se le ha permitido ser así: gritos, panchos, mentiras, videos, conferencias matutinas en las que se contesta sólo lo conveniente (¿quién quiere hablar de la toma de San Lázaro cuando está el Dalai Lama?). En resumen: víctimas inocentes de los demás partidos. Éstos se han dedicado a contestar a las agresiones con más agresiones, a esculcar el pasado de los perredistas para desacreditarlos (¡si todos vienen de donde mismo, ni se hagan!). La izquierda se defiende: "¡Es un complot! "¡Yo no fui, fue mi subalterno!" "¡Falté a la ley pero fue para proteger al pueblo!". La derecha contesta cada vez con argumentos que parecen irrefutables, pero la izquierda refuta, Andrés Manuel por los cielos en las encuestas, el Secretario Creel como mamá regañona en la tele, Bejarano suspendido y muerto de la risa en su casa, los diputados hechos una romería en San Lázaro, y los del PRI como el chinito: nomás milando... ¿¡¿¡Y QUIÉN RAYOS ESTÁ GOBERNANDO!?!?

El PRD entonces tiene derecho a ser intransigente y a no gobernar aunque ese es el trabajo que supuestamente hacen. Al PRD se le permite de todo, porque por primera vez las personas están convencidas de que alguien está haciendo algo por ellos. ¿Cómo los convencieron? Nadie lo sabe... apenas ellos; pero de que la gente confía en el PRD no hay duda.

Con la esperanza de que éstos sí sean los buenos, los ciudadanos permiten que el PRD esté lleno de funcionarios corruputos (nadie nos contó que era corruptos, lo vimos y recontra vimos por TV), que la Ciudad de México se endeude, que la esposa de un gobernador se lance de candidata y el partido decida apoyarla (porque les sale caro no recibir los beneficios del IFE), que se violen leyes, etc. Los asambleístas locales del partido del Sol Azteca pueden tomar la Cámara de Diputados, subir al estrado y decir frases incoherentes como: "¡¡Hemos decidido que discutimos el martes, hoy no, estamos ejerciendo nuestro derecho de minoría!!" ¿Derechos las minorías? Ah caray, esa sí es nueva...

Lo que está en disputa no es que el hospital ABC deba o no tener una entrada por El Encino, ni si es justo (¿justo como para quién?) que se le corte al DF el presupuesto para educación; tampoco estamos dudando que las minorías (minoría los de Convergencia, ¡no manchen!) deban ser escuchadas, ni que las personas de la tercera edad estén o no en derecho de recibir una pensión. La pregunta aquí es: ¿En dónde quedó el Estado de Derecho? ¿Qué tanto es tantito? ¿Quién decide? En este país, el PRD está tomando todas esas atribuciones. El PRD decide lo que es legal y lo que no. No importa que el Ejecutivo, la Suprema Corte, y hasta la mayoría en el Congreso estén en su contra. Aquí ellos mandan y hacen lo que quieren: organizan marchas, impugnan las elecciones, atacan toda política de cualquier otro partido, se alían y desalían con los demás a placer, construyen, destruyen, declaran, se van a Las Vegas, tienen esposos corruptos, son Delegados...

Y la táctica, al final de cuentas, es simple: declaran siempre que quieren dialogar y cuando el diálogo no resulta favorable al PRD, entonces deciden desacatar los acuerdos y declarar que quieren dialogar, pero que no es posible. ¿Pues a qué estamos jugando? Son una minoría, es cierto, pero son poderosos y son dueños del destino político del país. La contradicción entre el hacer y el ser de la que hablaba en un principio los hace poderosos. Todas sus propuestas están disfrazadas de búsquedas por la ética, el diálogo y la vergüenza; pero pocas de sus acciones lo son.

¿Dónde quedó entonces la alternancia política que celebraba yo en el Ángel en el 97? ¿Qué nos separa ahora del régimen autoritario que nos oprimía? ¿Qué hacer cuando el partido "no oficial" es el que toma las decisiones? ¿Qué sigue? Esta es la izquierda mexicana... la izquierda, la derecha, los de enmedio, los de arriba, los de abajo... ellos mandan y son mandados. Estamos en sus manos.

1 Comments:

  • At October 8, 2004 at 2:07 PM, Blogger Mac said…

    Prin, puedo no estar de acuerdo contigo en religión, futbol (arriba los Pumas!!!) y tiro parabólico, pero después de ver a los animales que tomaron la tribuna de San Lázaro los últimos dos días, solo me queda decir que Dios nos libre si López Obrador llega a Presidente. Ya quiero ver que pasa cuando truene al IPAB y venga una fuga masiva de capitales. En fin, yo ya tengo mi maleta lista debajo de mi cama para largarme de este país en el 2006. Más vale prevenir...

     

Post a Comment

<< Home